Skip to content

Arte Itinerante

ArteItinerantE

La idea de este proyecto pasa por fomentar el arte, así como el pensamiento o el desarrollo de las ideas entre los jóvenes de las universidades, concretamente nuestra Universidad (UB de Filosofía), para que aquellos que quieran jugar, mostrarse, interactuar o abrirse respecto al arte, puedan expresarse gratuitamente en un lugar tan familiar como éste.

 

¿Dónde mejor que la universidad para que un novel artista exponga su obra?


Aprovechando que nuestra universidad posee un gran número de muros “grises” y vacíos, consideramos son el emplazamiento perfecto para animar e incentivar el desarrollo de la faceta intelectual, artística y social de cualquier alumno, profesor o cualquier miembro de la vida universitaria. Tan sólo, la cesión de esos espacios de la universidad en favor del uso que se haga de los mismos, nos plantea un abanico enorme de posibilidades.

Así, los grises pasillos de la universidad pasarán a estar llenos de coloridos fragmentos de partes de nosotros: cuadros, pensamientos, esculturas, fotografías… una diversidad de soportes mediante los cuales plasmar distintas realidades. Teniendo en cuenta la interacción que provocarán dichas exposiciones en pasillos o zonas públicas de la universidad, estamos hablando de un interesante proyecto cultural.

La metodología que se llevaría a cabo en esta propuesta tiene una finalidad concreta. Por un lado, se ofrece a cualquier novel artista la posibilidad de gozar de un espacio para exhibir su obra de forma gratuita y durante un periodo de tiempo determinado. El estudiante se encargaría de instalar y desinstalar su exposición en el tiempo y el lugar previamente asignado mediante un registro. Esta idea ayudaría a estrechar los lazos entre todos los partícipes de la vida universitaria, abriéndose ésta y estableciendo así una complicidad, la cuál deseamos todos en beneficio de expresarnos, y por tanto, del conocer.

El ejemplo que se propone desde este guión pasa por las siguientes pautas. El artista puede así, exponer de forma fácil y sencilla su obra, algo que hoy en día no es una tarea tan cómoda. La parte que teóricamente gozaría de los espacios, se comprometerá de forma expresa –es decir, mediante un contrato-, en devolver tales muros  y espacios en las condiciones que se le entregaron; de forma que con una semana de descanso entre una y otra exposición, la pared está provista y desprovista de lo necesario para el inicio y fin de cada una de las exposiciones. Las exposiciones son mensuales, durante el cuál se puede realizar cualquier otra actividad organizada y en relación con dicha exposición, como por ejemplo: performance, teatro, música, proyecciones, conferencias, seminarios, etc..

Pese a que la perspectiva a primera vista del proyecto lo haga facil de encasillar en lo meramente estético, el carácter de la propuesta encierra en sí misma una lectura filosófica sobre las intenciones reales y profundas del proyecto. Estas intenciones están encaminadas a fomentar que la expresividad de cada uno de nosotros no se vea mermada por impedimentos socio-económicos o socio-culturales, e incluso, la burocracia. Con ello estableceríamos unos vínculos entre lo que nos pertenece –y pedimos a gritos- como humanos, la expresión y realización personal de los individuos, en un marco tan singular en ese proceso como puede serlo una universidad y sus infraestructuras.

En busca de un logro y no una derrota respecto a la realización personal, basado en un fomento del pensamiento y la expresión artística enmarcados en la propia vida.

 

Rupcultura

 

* Todas las imágenes que aparecen en esta presentación son detalles de algunas de las obras expuestas, en sus respectivas exposiciones realizadas durante el año y medio que lleva prolongándose el proyecto con las presencia de más de 15 artistas.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: