Skip to content

¡STOP Desahucios Ya!

julio 29, 2011

En los últimos meses han habido varios intentos fallidos de desahucios, esto ha sido gracias a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca. Quienes, en pequeños actos tintados de heroicismo (aunque no se haga el debido caso a la sentencia que dice: “el pueblo unido jamás será vencido”), han hecho claudicar a los poderosos banqueros. Desde hace mucho tiempo, el debate sobre la ley de las hipotecas se está calentando. Cada día son más los que se posicionan del lado del pueblo, del lado de la justicia. Ya que aunque parezca mentira esta ley está hecha en favor únicamente de aquellos que dan las hipotecas, en una especie de paraíso legal, donde no tiene derecho sobre su vivienda aquél que la está pagando si no el banquero de turno.

No parece nada justo que si tú estás pagando una hipoteca a 40 años (menos es casi impensable hoy en día) con unos intereses que doblan el valor real de la misma, si un día dejases de pagar porque tu situacón económico-laboral no te lo permite, la vivienda pase a ser propiedad del banco que te otorgó (frotándose las manos)  la mentada hipoteca. Pero aún no acaba aquí la cosa, en dejarte en la calle sin casa, sino que además, debes acabar de pagar esa casa, la cual el banco subastará a un precio aún mayor que el que tú estabas pagando por ella.

Conclusión: No tendrás casa y tendrás una deuda con el banco de por vida por algo que ya no es tuyo. Mientras él -el banco- seguirá produciendo beneficios con lo que era tuyo.

Hoy en varios diarios se hacía eco de esta noticia:

http://www.20minutos.es/noticia/1122805/0/policias/madrid/desahucio/

Más de un centenar de policías ayudan a desahuciar a una mujer y su familia por el retraso en el pago del alquiler. Pero la Plataforma de Afectados por la Hipoteca junto a muchos manifestantes consiguieron por tercera vez, que no pudieran echar a la familia afectada. Ni los más de 120 policías consiguieron que el banco les expropiase de su casa.

¿Alguien cree necesaria esa presencia policial?

A la policía le pagan su sueldo cada uno de los ciudadanos, no un banco cualquiera. ¿Cómo puede estar entonces del lado de quien nos explota cada día más? Si un día les toca a ellos (un policía) ser expropiados se acordará mucho de estos casos.

Por último, una breve reflexión.

Quien le da poder a un banco es cada uno de los ciudadanos que depositan en él sus dividendos. Quien hace que tenga poder un rico o un mandatario es cada uno de los ciudadanos que hacen posible que esa relación se dé.  Es decir, el poderoso lo es porque existen muchísimas personas que depositan en él dicho poder, pero sin la gente el poderoso no es nadie. No puede haber poder sin pueblo sobre el que se ejerza, no puedo haber riquezas si no hay quien las produzca. Somos nosotros quienes producimos y engordamos con nuestro sudor las riquezas del rico. Y somos nosotros quien hacemos posible que alguien tenga poder sobre un pueblo. Sin pueblo no habría ni lo uno ni lo otro.

Si nos diéramos cuenta de que tod@s (y repito, tod@s) somos los que unidos tenemos el real poder sobre un sistema o sociedad, el rico o el poderoso no haría lo que quiere. Pero ya desde los Romanos el ‘divide y vencerás‘ o el ‘pan y circo‘ hacen que las personas que integran las sociedades no sean conscientes de ello, y si encima se usan mil artimañas para infundir miedo, el resultado es un pueblo paralizado y pasivo que no tiene el valor y el coraje de luchar por sus verdaderos derechos, y recordarle al poderoso, que sin el pueblo no hay poder, que sin el pueblo no hay sociedad, ni riquezas, ni nada…

El pueblo es quien realmente manda, sólo hace falta que se dé cuenta de ello.

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. agosto 19, 2011 4:44 pm

    Sólo dos apuntes a lo que dices tan acertadamente. Primero: El poder de los poderosos sobre el pueblo lo otorga la ley. Pero no lo olvidemos, la Ley, tal y como ahora la concebimos, la inventaron los patricios romanos para defenderse de la plebe (mucho más numerosa que ellos). Resultó ser un arma muy eficaz de control. Ellos no sólo podían perder la casa por una hipoteca; por deudas se podía perder hasta la libertad. Cuando no podías pagar tus deudas te vendían como esclavo ( nexus).
    Segundo: El poder reside en el pueblo. Los poderosos no son nada sin el pueblo. Son ideas que aparecen en la historia de la humanidad de forma recurrente, y siempre antes de las grandes o pequeñas revoluciones. Piensa en la Revolución Francesa y en la rusa. Lo malo es que al final los defensores del pueblo se alían con los poderosos y terminan siendo los nuevos tiranos.
    No se si soplan vientos de revolución pero reconozco mi pesimismo histórico. Las causas grandes y justas son desde luego, cosa de jóvenes.

  2. Jose P. permalink
    septiembre 6, 2011 12:22 am

    Buen apunte, Lope. Hoy, con estas hipotecas, ya empezamos vendidos como esclavos, para simplemente gozar de lo que se supone es un derecho constitucional: techo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: