Skip to content

Reducir, Reutilizar y Reciclar

junio 1, 2011

Desde hace años se ha ido trabajando el tema del reciclaje. El problema está en el hecho que no sólo se tiene que reciclar, sino que hay otras formas de mejorar el mundo en términos ecológicos que des e hace relativamente poco se dan a conocer. Estamos hablando de la reducción y la reutilización.

Vivimos en una sociedad que produce mucho más que aquello que la propia naturaleza puede crear, dando paso a un déficit de materias primeras. Ante este problema se plantean varias soluciones de las cuales pasaremos a comentar partiendo de la que debería ser la primera acción a llevar a cabo. El quid de todo esto es claro: conseguir que sean los residuos mínimos los que acaben en los abocadores.

El primer paso que se debería llevar a término es reducir al mínimo los residuos. Esto pasa por empezar a concienciar a las empresas que no es necesario, por ejemplo, poner cada madalena con su propio plástico individual ya que eso produce un número mayor de plástico. En casa, la mejor forma de reducir es dejar de utilizar vasos y platos de plástico, así como servilletas de papel, aunque sea muy duro tener que limpiar al día siguiente de una fiesta los platos, por el bien del mundo se debería hacer.

El segundo paso es el de reutilizar. Esta acción ya se llevaba a cabo en España años atrás, cuando las botellas de leche, agua o vino se utilizaban imnumerables veces. La reutilización es también usar las bolsas de la compra tantas veces como sea posible para el uso por el cual han estado fabricadas, transportar cosas. Con tal de promocionar esto último, el gobierno impuso a los grandes supermercados que pusieran precio a las bolsas en cuestión, cosa que criticó mucha gente, sin tener en cuenta la cuestión de fondo. Para que la reutilización sea posible, a parte del consumidor, el fabricante debería hacer envases que sean posible volver a utilizar y beneficiar a las personas que optan por hacer esto con descuentos.

Y por último tenemos el reciclaje.

Es mucha la información sobre la última R, pero no se acaba de hacer del todo bien. Falta mucha pedagogía del reciclaje ya que hay demasiadas cosas que podrían ser recicladas y que terminan en el container de residuos. Por ejemplo, las servilletas sucias de comida van a orgánica, si tienen aceite no. El tapón de corcho va a orgánica y el de metal a envases (el amarillo).

Si uno recicla absolutamente todo, aunque pierde mucho espacio en la casa con cinco basuras distintas (envases y plástico, cristal, orgánica, residuos, papel), acabas dándote cuenta que la mayoría de basura que tirabas antes al container de residuos, se puede reciclar. Es más, durante semanas en una casa de 3 personas he tirado muchas más veces, por orden de más a menos: el plástico, el papel, la orgánica, el cristal y los residuos. La cantidad de envases que entran en casa es impresionante, casi cada día se tiene que tirar dicha basura. En cambio, los residuos que antes tiraba a diario, ahora se vacía cada tres semanas aproximadamente.

El reciclaje permite tener de nuevo aquellas materias primeras que estamos agotando de la naturaleza, permitiéndole respirar y crear de nuevo esas materias. Si fuéramos todos capaces de llevar a término estas tres R, las luchas por el petróleo o los metales dejarían de tener sentido.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: