Skip to content

Re-flexiones

abril 4, 2011

Re-Flexiones

En la entrada de hoy hablaré de las típicas cuestiones que pueden abordarnos al plantearnos lo estúpidos que pueden resultar algunos hechos de la vida, al tiempo del hecho de pensar sobre ella.

Lo peludo. Los melocotones, por ejemplo, tienen pelo, son una fruta pero no nos sorprendemos de ello. ¿Pues por qué a la gente cuando ven animales con pelos como las arañas les dan asco? ¿O por qué nos da asco ver un pelo en la comida y en cambio nos comemos los del melocotón? Pero peor son los kiwis, ¿no? Aunque sólo nos comamos el interior. Miremos la foto de abajo.

Perdón, creo que no hablaba de este tipo de kiwis. Aunque mira que también es raro el jodido. Pero creo que me refería a ese otro fruto peludo que tan apetecible es por dentro. Esto a lo mejor tiene que ver con lo muy belludo. Observemos que sucede con los osos, pese a ser muy muy peludos siempre se quiere abrazar uno ( a poder ser de mentira). Incluso, tendemos a relacionar al hombre lobo con un ser, aunque peligroso, de lo más guay. Quien no se acuerda de ‘Teen Wolf‘, aquella película (también serie real y de dibujos animados) donde Michael J. Fox era el chico más molón del pueblo pese a sus enormes diferencias. Tal vez, muchos pelos nos hagan cogerle un cariño especial. El hombre peludo recibe el calificativo de osito, cariñosamente. Al que seguiría el de osito amoroso, por la influencia de la TV en nuestras generaciones. Pero esto tal vez sea como si nos acordaramos de cuando ese pelo nos recubría todo el cuerpo hace unos cantos cientos miles de años. Como nuestras células resulta que tienen memoria, y parece que más que nuestro propio cerebro (o por lo menos que el mío), puede que estas se acuerden de nuestro pasado. Lo que también explicaría la gracia que nos hacen los monos, por ejemplo. Así concluiría que tener pelo nos da grimilla pero también hace de las cosas algo más entrañable. Puede que a partir de hoy miré lo peludo con otros ojos, ¿o no?

Aunque muchas otras preguntas sacuden mi mente por hoy os dejo con un abrir de boca de lo que trataré más adelante, cómo:
  • ¿Por qué apretamos más fuerte los botones del mando a distancia cuando éste tiene pocas pilas?
  • ¿Por qué se lavan las toallas? ¿No se supone que estamos limpios cuando las usamos?
  • ¿Por qué se utilizan agujas esterilizadas para administrar una inyección letal?
  • ¿Por qué los pilotos kamikaze llevan casco?
  • ¿Por qué decimos que el órgano sexual más poderoso es la cabeza y luego no nos da por toqueteárnosla cuando estamos en la cama?

 

¡No faltéis!

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: