Skip to content

El corazón de la Manzana

febrero 19, 2011

Steve Jobs es un nombre de sobra conocido en el mundo empresarial, icono de cómo reflotar empresas y gurú de las tecnologías del siglo XX. Los comienzos de Jobs fueron difíciles, hijo adoptado que por una conjunción de los astros se crío en una zona donde las primeras empresas informáticas estaban naciendo, a la sombra de Cupertino. En 1976  cofundó Apple Computer Company  junto a Steve Wozniak, donde se adelantó al resto del mundo empresarial al preveer la necesidad de entornos gráficos en los ordenadores. En 1985, ya era el multimillonario más joven de su época.

Años en el exilio.

Posteriormente ante un declive de la compañía, Jobs convenció al  presidente ejecutivo de Pepsi para que tomase  las riendas de la compañía, las tensiones entre ambos fueron aumentando hasta que Jobs decidió salir de Apple tras ser relegado de los puestos directivos de la empresa que fundó. La genialidad de este gurú no hizo otra cosa que potenciarse en estos años de retiro de Apple, donde entre otras cosas fundó el estudio de cine de animación Pixar que posteriormente compró Disney a un precio desorbitado, no obstante Jobs se convirtió también en el accionista privado con mas acciones en Disney (un 7%). Otro proyecto suyo fue la compañía, Next sin cosechar grandes éxitos propuso ideas innovadoras en el terreno de los sistemas operativos para una plataforma en exclusiva. Posteriormente Apple compraría Next como parte de la  bienvenida de Jobs a su antigua compañia. Cuando Jobs volvió a la directiva de Apple en 1997 produjo un ascenso paulatino de esta hasta la conocida generación de productos “i” en el siglo XXI, quien no sabe lo que es un ipod, un iphone, un itable. Estos productos basan su efectividad en su imagen, capaz de prevalecer y estandarizarse al precio que se vendan. Una habilidad tan asombrosa por imponer productos en la sociedad no ha quedado ignorada en el marco empresarial. Jobs se ha envestido por esta sociedad en el padre que le dice a un niño lo que debe hacer y este responde obedientemente sin rechistar. Su historial es muy extenso y se puede consultar a lo largo y ancho de la red.

El gurú.

Jobs también es conocido por otras facetas menos atractivas pero posiblemente causantes de su éxito, sus empleados lo tachan de maniático, controlador de todo lo que ocurre en sus empresas, un ejecutivo que vive por y para la compañía en que trabaja, autoritario e incluso tachado de dictatorial, delega muy pocos asuntos en sus subalternos. Se puede apreciar la obstinación de Jobs por la imagen, en todos sus productos quizás es el factor más cuidado y estudiado. Esta obsesión ha sabido transmitirla al negocio de la electrónica e informática, resaltando la estética de sus productos por encima muchas veces de su funcionalidad. Donde queda manifestó su genio es en adelantarse a los gustos del consumidor, pudiendo saber lo que quiere el cliente antes incluso de que lo quiera, en publicidad, predecir las apetencias del comprador siempre ha sido una tarea arcana, oscura e impredecible. No obstante Jobs es admirado por la comunidad no solo de empresarios, sino de usuarios, por ser capaz de predecir la única cosa imposible de predecir, los movimientos de la masa. Quizás por todo esto, la compañía de Apple esta de luto, la salud de Jobs lleva unos años pendientes de un hilo, el cáncer que lo atormenta lo ha ido mermando físicamente, esto se puede observar en las esporádicas y distanciadas apariciones del gurú a la hora de presentar sus productos en sociedad. Los rumores de su marcha de la dirección han hecho temblar Wall Street, es una persona tan influyente que ha conseguido que el mercado gire a su son, y sin el como bailarín, la música deja de sonar. Tras cada nueva aparición de Jobs en público las acciones de Apple se relanzaban, un hombre que consiguió convertir una manzana podrida como Apple en la segunda empresa más rica del mundo en un periodo de 14 años. La gran virtud de este visionario es a su vez la gran maldición de su compañía, pues sin su líder, esta queda descabezada y en entredicho, con grandes dificultades para sobreponerse a su marcha. Actualmente Jobs esta retirado por problemas de salud, aunque el fenómeno Apple ha tenido tanto calado en la sociedad que al parecer ha cogido vida propia y es difícil su hundimiento. Una gran responsabilidad le ha tocado al sucesor de Jobs; liderar una religión donde su mayor profeta ha dejado el credo.

 

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: