Skip to content

Otras dos de romanos

febrero 18, 2011

Pelis frígidas:

Con los éxitos de la aclamada Gladiador, y posteriormente de la película 300, la temática romana en cine y televisión ha sufrido una propagación tan brusca e intrusiva como la resaca de un domingo por la mañana. Como la originalidad escasea en este género, pues las grandes historias romanas ya han sido grabadas en nuestra memoria al igual que un epitafio póstumo, se están realizando continuas operaciones estéticas para rescatar historias consagradas de los gloriosos años dorados del cine romano de los 60. El año pasado se produjeron dos de estas actualizaciones, estableciendo un puente entre los años 60 y el 2010, si Ben Hur y Espartaco se estrenaron 1959 y 1960 respectivamente, este año pasado la prole bastarda de estas dos aterrizó en la pequeña pantalla.

Ben Hur (Tv)

Ben Hur nos cuenta la ampliamente conocida historia de Judá Ben Hur, una especie de historia paralela a Jesucristo con carreras de cuadrigas incluidas y final satisfactorio y redentor. Al margen de esta reducción minimalista, la miniserie de televisión perpetrada el año pasado nos propone una revisión del clásico de forma austera y con intenciones de dotar de realismo a la historia. Por un lado perdemos las emocionantes carreras de cuadrigas por un rallie de segunda a las afueras de Jerusalén y, por contra, ganamos la posibilidad de dejar de ver la serie antes de que comience el segundo capítulo. La serie que no es del todo mala, hace un innecesario esfuerzo por volvernos a relatar la historia tan repetida de Ben Hur (anteriormente llevada al cine en 1907, 1925 y 1959) pero no aporta realmente nada nuevo, ni argumentalmente ni estilísticamente. La miniserie esta más cerca del teatro que de la pequeña pantalla, el sobre abuso de decorados y el avance sin ritmo por la historia, desembocan en un final resuelto de forma rápida e ineficaz. Si bien se admiran los esfuerzos por desacralizar la obra, (tarea realmente difícil, atendiendo al subtítulo que reza en la novela en que se basa: A tale of Christ) esto ultimo perjudica al final, resuelto de igual manera que una amputación en una batalla naval.

Espartaco: Sangre y arena (Tv).

La serie que nos narra las aventuras del tracio más famoso de la antigua roma, ha cosechado un éxito de televisión y admiración de una gran parte del público. La primera temporada de esta serie cumple la misma premisa que el lema populista; Panem et circense (pan y juegos circenses, pan y circo). En Espartaco encontraremos una serie de ingredientes que saciarán a los estómagos más solidarios, pues ofrece lo que vende, y lo vende a un precio muy barato y en cantidad. Esta ración de macdonals romano, ofrece a partes iguales, sangre, sexo, sudor y primeros planos de músculos. Es una propuesta tan exagerada que incluso puede parecer atractiva por sus excesos, pues se parodia a si misma retozando en su propio albero. En cada capítulo podemos establecer secuencias de tres tipos que se irán repitiendo aleatoriamente. Un esquema de un capítulo podría empezar por;

Violencia explícita, decapitación, primeros planos de pectorales, lucha aderezada con feromonas masculinas, frase ridícula, (intencionada o no) escena de esclavas ligeras de ropa, sexo con la ama, relación: sumisión, escena de telenovela venezolana, segunda escena de lucha, plato de agua y comida por los suelos, más sexo y más sangre a cámara lenta. Cojan los ingredientes, alteren el orden de ingestión, y obtendrán otro capítulo de este compendio carne de cerdo condimentada con especias picantes y envuelta en pan de hamburguesa. Pese a lo anteriormente dicho, la serie resulta tan adictiva e indigesta como un capitulo de Walker con taparrabos.

Aquí termina el repaso a estos dos platos que por mucho que critique, un servidor consume el primero. Algo tiene Roma que consigue atraer nuestra mirada a sabiendas de que lo que vamos a ver, ya lo hemos visto, es el mismo motor que hace funcionar las películas de antena tres por la tarde, todo el mundo las detesta pero muchos de nosotros las acabamos viendo, posiblemente lo más mágico de las imágenes en acción.

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: