Skip to content
3 comentarios leave one →
  1. Lope de Sosa permalink
    febrero 1, 2011 7:07 pm

    En tu artículo analizas bastante bien lo que nos separa a occidentales y orientales (islámicos), es decir, el choque o conflicto cultural, pero yo estoy más próximo al análisis del materialismo histórico, es decir, en mi opinión los conflictos tienen un componente económico, puede que no el único, pero si fundamental. Las diferencias culturales nos sirven a los occidentales para justificar nuestro dominio o control del mundo que es militar pero principalmente económico.
    Quizás la respuesta a la pregunta que abre tu artículo esté en el primer párrafo del mismo. La globalización cultural que suponen las comunicaciones e Internet. Ese puede ser el camino que nos lleve a compartir ideas comunes sin renunciar a nuestra propia cultura.
    Un ejemplo está en las recientes revoluciones sociales de Túnez y Egipto. No son revoluciones de fundamentalistas islámicos sino de pueblos musulmanes pero próximos a nuestra cultura occidental, con clases medias cultas y bien preparadas que no luchan por instaurar estados islámicos sino por derrocar a dictadores e instaurar la democracia. No deja de ser sintomático que Mubarak para impedir el movimiento de su pueblo haya cortado Internet y la telefonía móvil.

    • febrero 2, 2011 7:22 pm

      Además no deja de ser paradójico pensar que cuando el “enemigo” con el que se tenía que dialogar era el comunismo, Occidente apoyaba revoluciones islámicas… ¿Por qué nos tenemos que creer lo mejor que existe?
      El diálogo sólo será posible mediante las armas, tanto unos como otros somos incapaces de más. Y lo mismo pasa en Sudamérica, constantemente se inician revueltas promovidas en la sombra desde Occidente.
      Por muy racionales que seamos, reaccionamos igual de violentos ante ellos.

  2. rogerbcn permalink
    febrero 4, 2011 2:30 pm

    El post m’ha ajudat a entendre millor la visió que poden tenir els islàmics al respecte, per exemple, de determinades polítiques exteriors i entendre millor quines son les barreres que ens separen. Considero bones les dues aproximacions (filosòfico-cultural i econòmica) a aquest xoc de cultures. L’establiment de llaços ideològics, culturals, econòmics, cientifics… entre els dos móns em sembla molt necessari i positiu.

    Eduard Punset opina que no es tracten tan de lluites entre civilitzacions sinó entre diferents tipus de pensaments (dogmàtic contra científic). Aquest plantejament m’agrada degut a que es centra en el pensament de cada individu (influenciat per la cultura), determinant la seva visió del món i permetent que aquestes diferents visions es trobin en un mateix país.
    http://www.eduardpunset.es/44/general/del-dogmatismo-a-la-comprension-publica-de-la-ciencia

    Penso que l’important és el factor personal, la llibertat de pensament i verdadera visió crítica respecte a la economia, els mitjans de comunicació, la ciència, la política… (tots es troben interrelacionats) de les nostres societats occidentals que podrien portar a l’establiment d’uns valors més justos i universals.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: