Skip to content

Walt Disney rodará una película basada en el último clásico del FC.Barcelona y el Real Madrid

diciembre 8, 2010

 

No será así pero podría ser perfectamente. El clásico reunió todos los ingredientes y tuvo (y todavía tiene) un guión bien definido:

Por un lado tenemos a los malísimos. Un club de fútbol de clase aristócrata dirigido a golpe de bastón y talonario por un presidente sin valores humanísticos. Luego está el entrenador prepotente de ego estratosférico, maleducado y brusco en sus maneras. Y por fin tenemos al jugador, el mercenario, un personaje que es símbolo de lo chulesco, la individualidad, el hedonismo y otros valores superficiales.

Por otro lado tenemos a los buenos. Un club de fútbol dirigido por el pueblo (esto está un pelín caricaturizado, cierto). Con un entrenador que forma parte de la historia del club: exjugador y símbolo del Dream Team. Un hombre educado y sensible pero con la mente bien estructurada; un humilde entrenador que estaba en una división menor y que tuvo la oportunidad de dirigir el primer equipo y llevarlo a lo más alto. ¿Y qué decir de este primer equipo? Es algo consabido incluso para los malísimos. También la historia del mejor jugador del mundo no tiene desperdicio: fue captado cuando aún era un niño y el club apostó por él. Trajeron a su familia a la ciudad y pagaron al niño un caro e indispensable tratamiento médico que la propia familia no podía permitirse. Y así creció un niño que se consolidaría como un héroe futbolístico, persona (y no personaje) que encarna los valores contrarios al mercenario madrileño.

Y así, en el pasado encuentro del 1 de Diciembre del 2010, el clásico fue el desenlace perfecto: el FC.Barcelona humilló justamente al Real Madrid en lo que juzgo como el mejor partido de su historia y, afortunadamente para los amantes del fútbol, lo hizo delante del mundo entero. Así el Barça demostró definitivamente que un equipo es el resultado de una vida basada en principios como la humildad, el juego limpio, el amor, la fe, la razón y el trabajo en equipo.

Por el contrario, el Real Madrid todavía no ha entendido que el todo es más que la suma de las partes; que un equipo no es la suma de las estrellas más brillantes del firmamento sino una agrupación compacta de estrellas: una constelación.

 

Anuncios
13 comentarios leave one →
  1. Lope de Sosa permalink
    diciembre 8, 2010 5:39 pm

    A parte del tono irónico y hasta humorístico, entiendo que lo que dices va en serio. No vi el partido en cuestión y hasta admito que llevas razón en algo de lo que dices. Aún así creo excesivo analizar las victorias deportivas extrapolando de ellas valores humanisticos, éticos o de cualquier otro tipo (culturales, políticos) por mas que algunos de sus protagonistas tengan estos valores. En mi opinión el deporte es sólo deporte y su análisis requiere hablar de tácticas, entrenamiento, cualidades deportivas etc. En este caso concreto lo objetivo es: En estos momentos el Barcelona tiene mejor equipo que el Madrid (dos puntos de diferencia en el campeonato de Liga). El partido en cuestión fue, al parecer, todo un recital de juego del Barcelona.
    Todos los demás análisis pueden conducir a conclusiones y resultados erroneos. Para demostrartelo te contaré una historia en el siguiente comentario.

  2. Lope de Sosa permalink
    diciembre 8, 2010 5:58 pm

    En el año 1979 un jóven soldado andaluz hacía la “mili” en Barcelona. Quedó admirado de sus monumentos, de su estrurtura urbana. Comprendió la reivindicación de la lengua y cultura catalana reprimida hasta hacía poco por el régimen anterior. En fin, se sintió a gusto en la ciudad. El soldado nunca fue “hincha” de ningún equipo de futbol ni de otros deportes. Un buen domingo, paseando por las Ramblas se vio envuelto por una manifestación que celebraba un triunfo del Barça. Se daban vivas al club y se exhibian banderas blaugranas. Poco a poco el ambiente se fue caldeando y se sacaron las señeras y los gritos cambiaron a “Viva Cataluña independiente” (dicho en catalán, desde luego).
    Conclusión: Aquello cambió las ideas del soldado. ¿Piensas que se volvió anticatalanista?, pues no. Se volvió antibarcelonista.

    • diciembre 8, 2010 7:47 pm

      Buenas,
      discrepo en dos cosas básicamente.

      a) Los valores sí son parte del deporte sino el deporte sería guerra sin límites. Por lo que encuentro, como deportista durante muchos años, que no se puede hacer deporte sin ser ético en ello, ni se puede hacer sin pensar en un prójimo (olvídense de entenderlo de un forma religiosa) que también es una persona pese a ser rival; tampoco podemos hacer este ejercicio sin sentirnos reconocidos a un ideario que vaya más allá de la praxis deportiva (con lo que enlazo).

      b) Si existen equipos, como en este caso Barça y Madrid, que van unidos a finalidades políticas es porque han sido símbolos de los desenlaces sociales que les acompañan. Es decir, el mismo odio que se profesa contra el Barcelona en Madrid, es el que se profiere contra la identidad catalana, y viceversa. Sólo hay que ver los comentarios de algunos merengues después del partido, donde en las noticias se podía escuchar: el partido de ayer no tiene valor porque era internacional (en referencia al carácter independista de Cataluña).

      Un saludo

      • Lope de Sosa permalink
        diciembre 9, 2010 12:00 am

        Vale, si tu haces caso a esos exaltados, a tu vez te exaltarás y no serás capaz de ver la cuestión con objetividad. Para tu información yo también detesto la utilización que hacen los ultrasur del Madrid de la bandera española. Dicho esto, no niego que en el deporte deben existir valores, a niviel individual y colectivo, digo que si esos valores se utilizan con finalidades extradeportivas, por muy nobles que sean, por ejemplo exaltación del nacionalismo, se pueden llegar a extremos inconcebibles. No tienes mas que recordar que Hitler utilizó el deporte en los juegos de Berlín para exaltar su ideología. El último presidente del Barça, el saliente me refiero, sabe algo de la utilización política del deporte, no?.
        Por cierto, hablando de mercenarios. Creo que el único equipo español que sólo utiliza jugadores de la tierra, es el Atletico de Bilbao.
        Los autenticos aficionado al futbol no lo utilizamos como arma política, quien lo haga no quiere bien este deporte, sea del Madrid o del Barcelona.
        Por favor, no seais victimistas y a ser posible no veais la cadena “Intereconomía” y similares. No nos representan al conjunto de los españoles. La rivalidad deportiva no tiene porqué ser rivalidad política. Un partidario del Madrid es antibarcelonista no anticatalanista.

  3. diciembre 9, 2010 3:25 am

    En ningún momento justifico esas identidades políticas ligadas a algo tan apolítico como debería ser el deporte, pero existen debidas a unas influencias y unas necesidades identitarias que se han dado por las circunstancias (como remarcaba). Eso no quiere decir que esté a favor, precisamente cuando celebro un triunfo de mi equipo no pienso para nada en política.

    Para mí, creo que este post no pretendía hablar de esa influencia de ámbitos que no tocan (la política), sino reflejar dos iconos del fútbol y los valores ‘humanísiticos’ que poseen. El contraste es evidente, y la clasificación de uno y otro equipo en las listas de los que sí poseen valores dignos y los que no, es igualmente lícito. Un comentario que le oigo mucho a alguien importante para mí es como se les ve majos y buenas personas a unos mientras los otros tienen todas las cualidades para ser odiados.

    No es por ser víctima, porque carezco de ese arraigo catalán, sino por ser realista. No creo que Messi sea odiado en tantos campos españoles como lo es Cristiano, esa es la cuestión, la imagen de unos y otros cara a todos esos niños que ven el fútbol, a esos aficionados que imitan a sus ídolos. Ese es el arma de doble filo que imagino Aleix quería reflejar.

    Saludos

    • diciembre 9, 2010 12:34 pm

      Buenas! No me interesa la política y menos cuando hablo de fútbol. Como dice letrasamontonadas, no quería que mi post tuviera una lectura política. Solamente quería enfrentar dos estilos diferentes, dos actitudes frente a un mismo deporte, y luego hacer una epopeya del encuentro entre ambos. Con moralina, sí, pero ética, no política.

  4. Lope de Sosa permalink
    diciembre 9, 2010 4:29 pm

    Cuando a ciertos deportistas se les atribuyen valores éticos además de deportivos ocurre que cambiamos de plano y pasamos de lo deportivo a lo filosófico y de ahí a ciertas actitudes políticas. Ese es el problema precisamente. Pero incluso si analizamos detenidamente esos supuestos valores éticos habría mucho que discutir. Un ejemplo; ahora el Barça tienen una cantera pero no siempre fue así, recordad cuando el equipo estaba fomado por la selección holandesa casi al completo, creo que lo mismo de mercenarios que las estrellas madridistas. Si analizamos en profundidad esos supuestos valores encontraríamos muchos puntos negros.
    En fin, creo que esta polémica no da para mucho más. Mejor nos mantenemos en el terreno metafísico porque en el terreno visceral corremos el peligro de entrar en las dos famosas Españas (fachas-rojos, nacionales-nacionalistas, merengues-culés etc) y ya sabeis lo de Machado “españolito que vienes al mundo……..una de las dos Españas ha de helarte el corazón”.

    • diciembre 9, 2010 4:41 pm

      Lope de Sosa, tienes toda la razón, mi post no es más que una caricaturización de lo que hay en la actualidad. Es cierto que si esto no queda claro puedan hacerse extrapolaciones que no vienen al caso. La cuestión del nacionalismo, que se manifiesta en el fútbol (estamos de acuerdo) requeriría un enfoque y un post serio y realista.

      A todo esto deduzco que eres del Real Madrid, ¿no?

  5. Lope de Sosa permalink
    diciembre 10, 2010 4:26 pm

    ¡ Vaya, pensé que nunca lo ibais a adivinar¡. Pero no temais, no soy ningún “hincha salvaje”. No me obsesiona el futbol. Es mas bién una cuestión de seguir la tradición familiar ( mi padre era madrista) aunque esta tradición se ha roto, me ha nacido un hijo culé y lo llevo con resignación cristiana, como una penitencia.

    • diciembre 10, 2010 7:34 pm

      Nosotros tampoco somos muy forofos. Es decir, nuestro estado de ánimo no depende de si gana un equipo o pierde otro. Disfrutamos del fútbol y listos…

      Sobre lo de tu hijo qué le vamos a hacer!! dicen que las nuevas generaciones desarrollan nuevos caracteres genéticos para adaptarse mejor a su entorno y viendo como (actualmente) juega el barça…

      Un saludo!

  6. diciembre 10, 2010 6:14 pm

    Este post es digno de salir en el SPORT… lo veo un tanto… ¿como se llama? A si, sensacionalista.

  7. diciembre 12, 2010 6:33 pm

    Doncs a mi m’agrada que per una vegada “els bons” i els seus valors hagin pogut guanyar en la realitat i no només a les pel·lícules. És un exemple, que les coses ben fetes poden donar bons resultats i que no sempre el treball amb trampes supera l’esforç.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: