Skip to content

Día del Invitado: De nuevo en las nubes

noviembre 18, 2009
tags:

The Dream and the Promise por Aleksandra Mir

‘The dream and the promised’, es el título de la exposición que presenta Aleksandra Mir en la Galeria Joan Prats. Mir, quien nos tiene acostumbrados a sus juegos entre la realidad y la ficción, la veracidad y el simulacro a través de  diferentes medios como la performance, el vídeo, el texto, fotografía, o los  dibujos en blanco y negro , escoge en esta ocasión, el collage.

Ya en anteriores trabajos, esta artista polaca que actualmente vive en Palermo, habia mostrado su inquietud por  el viaje y por la conquista espacial, como en su video “ Frist woman on the moon” (1999) ( que puede verse en su página Web: www.aleksandramir.info), en el que se alude desde  un  crítico pero divertido feminismo, a la ambición por el avance tecnológico o en  la ocasión que construyó un cohete de veinte metros con residuos industriales con Gravity (2006), artefacto que nunca despegó y que nos recuerda lo absurdo de esta ambición.

En Joan Prats, presenta una serie que empezó en el 2008, en la que podemos encontrar collages de diferentes medidas enmarcados con pan de oro, y en los que mezcla con ingenio, iconos de la religión cristiana con artefactos espaciales creados por el hombre en el nombre de la tecnología y del progreso, propiciando  de esta manera,  un encuentro entre el mundo del más allá y el de más acá, entre la metafísica y la física. Nos podemos encontrar, por ejemplo, un niño Jesús que tiene como cabeza un cohete,al martir Sant Sebastián atado a una nave, o el primer astronauta que pisó la luna con la cabeza de cristo, en un intento de conciliar las promesas religiosas con los sueños de la humanidad por conquistar el espacio exterior e intentando resolver la pregunta que se hace la artista “ Si astronautas y ángeles viven en el cielo, ¿ no es hora de que se conozcan?”.

La ironía, vuelve a ser, la estrategia utilizada por Mir, estrategía  que utiliza como forma de distanciamiento y de conocimiento de aquello que enigmático y con la que nos invita a reflexionar sobre las semejanzas entre la religión y la tecnología, sus códigos, sus exigencias de fe y su s grados de hermetismo que  comparten. Ambas, se nos presentan como consuelo, como lugar en el que proyectar nuestras esperanzas y anhelos de tener una vida mejor, ¿pero no son las dos más que simple promesas?. Gastamos enormes cantidades de dinero por el sueño de la conquista del espacio, a espaldas de una gran parte de la humanidad  que sigue muriendo de hambre, ¿ no  ha hecho y sigue haciendo algo parecido la iglesia acumulando tantas riquezas y lujos?.

Como conclusión, hemos de acercarnos a esta exposición con sentido del humor y  con una mirada crítica y aún mejor si no se conoce bien la obra de Aleksandra Mir, porque,  en caso contrario, nos daremos cuenta, que, lamentablemente, la formalización que acompaña  a su reflexión, cae en la redundancia y en la repetición.

 

Natalia Cervero


Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: