Skip to content

LoS MaLDiTos

octubre 27, 2009

Nueva imagenUna acertada pensadora argentina, Alejandra Pizarnik, atina, si más no, en aquello que se volvió un lev motiv para dos siglos de postmodernidad: desentrañar el fantasma que convulsionó tantas carreras literarias, tantos oficios y vocaciones maltrechas, y tantas personas frustradas.

Frustación de sentir la vida como algo distinto de lo que se está obligado a vivir. Anhelo de que aquello que te han dicho que es el amor sea otra cosa, que aquello que te han dicho que es creer, sea algo completamente distinto.  En definitiva, que las definiciones y conceptos de nuestra vida sean absolutamente algo diferente a lo que son y como se digan que son.

La postmodernidad Señoras y Señores está aquí, hemos sido avisados por personas que ya se han formulado estos pensamientos, y ello no tiene porque ser malo. Pero aunque parecemos no hacerles mucho caso, no nos dejemos enterrar cada vez más hondo, porque llegará el día en que las toneladas de tierra que reposarán sobre nuestros cimientos, sobre nuestras cabezas, serán demasiado pesadas y ya no podremos movernos ni levantarnos.

 

Aquella afirmación de Hölderlin, de que “la poesía es un juego peligroso”, tiene su equivalente real en algunos sacrificios célebres: el sufrimiento de Baudelaire, el suicidio de Nerval, el precoz silencio de Rimbaud, o la vida y obra de Artaud…

Estos poetas, y unos pocos más, tienen en común el haber anulado –o querido anular-, la distancia que la sociedad obliga a establecer entre la poesía y la vida.”
Alejandra Pizarnik


Fragmento de la introducción del libro
“Las Flores del Mal”
de Charles Baudelaire

Al lector

La estupidez, el error, el pecado, la mezquindad,
ocupan nuestros espíritus y minan nuestros cuerpos,
y nosotros alimentamos nuestros remordimientos,
como los mendigos nutren su piojera.

Nuestros pecados son tercos, nuestros arrepentimientos cobardes;
nos hacemos pagar con creces nuestras confesiones,
y volvemos alegremente al camino fangoso,
creyendo lavar con viles llantos todas nuestras manchas.

En la almohada del mal es Satán Trimegisto
quien mece mucho tiempo nuestro espíritu encantado,
y el rico metal de nuestra voluntad
se ha evaporado totalmente por obra de este sabio químico.

¡El Diablo es quien maneja los hilos que nos mueven!
A los objetos repugnantes les hallamos encantos;
cada día descendemos un paso hacia el Infierno,
sin horror, a través de tinieblas que apestan.

Igual que un pobre libertino que besa y muerde
el seno maltratado de una vieja ramera,
robamos al pasar un placer clandestino
que exprimimos muy fuerte como una naranja seca.

Apretado, hormigueante, como un millón de helmintos
en nuestro cerebro se agita un tropel de Demonios,
y, cuando respiramos, la Muerte a nuestros pulmones
desciende, río invisible, con sordos gemidos.

Si el estupro, el veneno, el puñal, el incendio,
no han bordado aún con sus singulares dibujos
el cañamazo banal de nuestros tristes destinos,
ello se debe ¡ay!, a que nuestra alma no es lo bastante atrevida.

Pero los chacales, las panteras, los linces,
los monos, los escorpiones, los buitres, las serpientes,
los monstruos chillones, aulladores, gruñidores, rastreros,
en la infame casa de fieras de nuestros vicios,

¡hay un más feo, más malvado, más inmundo!
Aunque no hace aspavientos ni lanza agudos gritos,
convertirá con gusto a la tierra en un despojo
y en un bostezo se tragaría el mundo;

¡es el Aburrimiento –con los ojos inundados de un llanto involuntario-!
sueña con cadalsos mientras se esfuma una pipa.
Tú, conoces, lector, a ese monstruo delicado,
¡hipócrita lector –mi semejante- mi hermano!

Artículo desarrollado:

http://www.articulosletrasamontonadas.wordpress.com

 

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: